Encuentro Amigos de la Tierra

Durante el mes de noviembre Amigos de la Tierra Madrid ha organizado encuentros para activistas de la zona norte de Madrid en el huerto Vivo de Miraflores y el huerto Matarrubias de Soto, gestionados ambos por la Asociación Socioambiental el Mediano.

Ha sido una buena oportunidad para conocer a activistas que colaboran en diferentes proyectos y acciones y agradecerles su implicación, así como la colaboración de la ASA el Mediano con Amigos de la Tierra.

Visita ciclista al huerto en imágenes

Aquí podéis ver un pequeño resumen fotográfico del éxito que resultó la visita de los amigos ciclistas de Mar de Tierras el pasado viernes 24 de Septiembre.

Todos ellos nos dan las gracias, por haber conocido el huerto Matarrubias y haber disfrutado tanto de su estancia en Soto.

El viaje en bici “de la Justicia alimentaria al Residuo Cero” ha llevado a esta comitiva por la Comunidad de Madrid del 22 al 26 de Septiembre de la mano de la Asociación Mar de Tierras y con el patrocinio de Food Wave, que escogió este proyecto en España para sensibilizar e involucrar a la juventud sobre esta temática.

A su paso, el grupo de ciclistas visitó diferentes iniciativas comprometidas con la defensa medioambiental como el huerto Matarrubias y el Bici Taller social de Soto del Real

Clausura de actividades infantiles – Curso 2020/2021

El viernes 11 de junio finalizan los talleres del curso 2020/21 en el huerto Matarrubias para niñas y niños de Soto del Real.


Organizados por Amigos de la Tierra y la Comisión Infantil delhuerto, se han realizado actividades con el AMPA del CEIP Virgen del Rosario y con la EI Gloria Fuertes.


Las niñas y niños han participado en las actividades en compañía de familiares y/o cuidadoras, para conocer el huerto y participar en tareas propias  del mismo.
También han aprendido sobre semillas, métodos de cultivo, compostaje y regeneración de la tierra, biodiversidad en el huerto, plantas aromáticas y medicinales, las estaciones en el huerto…
Además, hemos hablado de la importancia de poder elegir alimentos sanos, de priorizar el consumo de temporada, local y sin plásticos ni pesticidas,  y del apoyo al mundo rural vivo y a la mujer en el entorno rural.
Y sobre todo, nos hemos divertido mucho y hemos compartido buenos momentos.

Autor: Rocío Tapias

LA REVOLUCIÓN DE UNA TABLA

Puede ser curioso que no hayamos caído en la cuenta de los múltiples usos que les podemos dar a multitud de cosas que nos rodean y que forman parte de nuestras vidas. Ya no es una cuestión de reciclaje, ecología o términos que actualmente están de moda, es algo tan sencillo como el “aprovechamiento” y es que, si uno se para a pensar, la gran mayoría de cosas que nos rodean pueden ser aprovechadas para múltiples usos. Intentando seguir esta filosofía, en este caso, lo que originalmente fueron cuatro tablas, que se convirtieron en un “macetero” y que fue donado al Huerto Matarrubias, éste pasó posteriormente a ser usado como “semillero” en los comienzos del Huerto y cuando todavía no disponíamos del invernadero.

Todas las cosas tienen un momento y este semillero en cuestión, con unas mínimas reformas o recolocación de tablas, pasó a ser un “banco”, cuando prácticamente no había sillas para todos. Supongo que hizo su función.

Cuando sus posibilidades se vieron reducidas y pasó al montón de los “desechos orgánicos”, y aparentemente ya no tenía utilidad posible, se abrió otra ventana de utilidad que esperemos sirva para reutilizar, para mejorar, y para dar cobijo a los animales beneficiosos del entorno y, por ende, aumentar la producción de nuestras huertas; y, de esta manera, de sillón pasó a “refugio de insectos”.

Autor: Paco Javi

Cómo construir una composta artesanal

Podemos construir una composta artesanal para poder aprovechar de la materia verde del Huerto y de esta forma agregar materia orgánica al suelo. Además de añadir nutrientes, la composta ayuda regular la pH, mantener la humedad  y eso nos da mayores rendimientos.

En la Zona Comunitaria del Cultivo Biointensivo estamos construyendo compostas de acuerdo con las indicaciones del sistema marcada por la gente experta pero podemos hacer una adaptación, algo más sencilla, artesanal pero también efectiva.

Ya estamos a tope

Este año estamos teniendo unas lluvias primaverales como no habíamos tenido en años.  Gracias a esta circunstancia, los horticultores  que colonizan nuestro huerto están recogiendo ya un montón de productos.

La zona de cultivo bio-intensivo que está situada junto al invernadero rápidamente ha empezado a proveer de lechugas y acelgas a los asociados y participantes, y además de eso, nos está ayudando a comprender las posibilidades de una tierra bien trabajada. La preparación profunda del suelo, en la que nos vimos muchos implicados, junto con un compostaje y la aportación de los nutrientes que nuestra tierra necesita hace que con su sistema de siembra cercana, enseguida se cree un vergel en la zona cultivada. A pesar de usar gran parte del terreno para proveer de nutrientes al mismo, la pequeña parte en la que se cultivan lechugas y  otras hojas verdes ya tiene un alto rendimiento.  El trabajo que realizamos en el “cubo de compost” que realizamos también nos ha enseñado cómo hacerlo, el control de la temperatura, y la manera de realizarlo, nos hace augurar que tendremos un poderoso complemento para la tierra en el futuro.

Por otra parte estamos avanzando en otras tareas, que si bien no recompensan tanto a corto plazo, son muy necesarias para la supervivencia del proyecto a medio y largo plazo.

La red de riego está prácticamente terminada, las zanjas no están totalmente tapadas, hasta que se realice la conexión con todas las parcelas. Sólo nos queda esperar a que el Canal de Isabel II, nos conecte el agua.

El Invernadero lo tenemos con la estructura, y estamos pendientes de que el tiempo nos acompañe para cubrirlo con el plástico, hemos decidido poner el plástico, para evitar su deterioro en la caseta, para poder amueblar el invernadero, y para usarlo, pues pretendemos producir durante todo el año, con lo que hay que semillar para tener plantones más adelante.

Y por último en los bancales comunitarios estamos creando 4 elevados sobre el suelo, y contenidos con rasillón de ladrillo, donde realizaremos un cultivo rotatorio. Son bancales de un metro de ancho, donde plantaremos en el primero plantas de fruto (i.e. Tomates), en el segundo plantas de hoja verde (i.e. lechuga), en el tercero, plantas de raíces(i.e. Zanahorias) y en el cuarto abono verde (i.e. leguminosas). El sistema rotatorio, implica que con los cambios de temporada, se pasa a cultivar donde estaban los cultivos de frutos,  el abono verde, donde están los cultivos de Hoja verde se plantará las raíces, y donde estaban las raíces el abono verde.  Debemos tener a mano las tablas de exigencia de los cultivos, así como los marcos y otras informaciones que intentaremos traer a la web.

Tenemos varias parcelas de uso privativo, con un nivel de producción impresionante, otras, todavía no se han empezado a cultivar por contra.   Desde aquí os queremos animar a participar, y a pedir ayuda con tu parcela si por algún motivo no puedes hacer algo, pues nuestro objetivo es entre todos llevar el huerto de la mejor manera posible.

También queremos que el cuaderno de bitácora recoja todos los trabajos realizados en el huerto, para poder analizar y difundir las mejores técnicas y soluciones, y que todos los participantes mejoren sus técnicas y aprendamos a realizar el mejor cultivo.

 

Un saludo a todos.