Ya puedes inscribirte en el sorteo de las parcelas.

Desde hoy puedes inscribirte para el sorteo ONLINE en el formulario que hemos preparado.  También puedes ir a la Casa de la Cultura Pedro Lorenzo rellenar allí este Formulario y entregarlo junto a la fotocopia de tu DNI.

Es muy importante que leas y conozcas el REGLAMENTO DE RÉGIMEN DE USO DEL HUERTO ECOLÓGICO MATARRUBIAS  puedes descargarlo o pedir en la Casa de la Cultura la copia que tienen allí. Además debes saber que en la Asamblea del 31 de enero del 2018 se decidió que  las renuncias a las parcelas concedidas en el sorteo, invalidan como aspirante a parcela en el siguiente sorteo.

El 24 de Febrero estaremos por la tarde en la Casa de Cultura para hacer el sorteo de las 15 parcelas.

Link:

Reglamento:   REGLAMENTO DE RÉGIMEN DE USO DEL HUERTO ECOLOGICO MATARRUBIAS DE TITULARIDAD MUNICIPAL CON CESION A LA ASOCICIACION MEDIO-AMBIENTAL “EL MEDIANO”
Formulario ONLINE: https://goo.gl/forms/LpPETkJCS0GYzf483
Formulario en PDF: Ficha de inscripción para el sorteo para parcela de cultivo

Pasito a pasito

Poco a poco vamos concretando el proyecto del huerto de Matarrubias.  Hemos concentrado esfuerzos en los últimos días. Ya tenemos la valla colocada, con un magnífico trabajo realizado por voluntarios. 

La técnica para colocarla es sencilla, un buen agujero en el suelo de 50 cm de hondo, introducir el palo de madera tratada, y rellenar los bordes con la tierra compactándola según se va echando. Con la ayuda de barras de hierro se comprime la tierra, se añade algo de agua para conseguir fijarla. Ella sola, se convierte en un bloque junto al resto del terreno ayudándose con la propia lluvia en el futuro.  

Concentramos la atención en que todos los postes estuviesen enterrados a la misma profundidad, y con la ayuda de nivel y ojímetro los dejamos bien derechos. Días después, pusimos la malla rural, con tensores y grapas. El trabajo quedó fetén.

 

 

Estamos teniendo una asamblea mensual, en la que concretamos qué y cómo vamos a hacerlo. Allí nos vimos muchos de nosotros y planificamos los días de trabajo. Mientras unos compañeros colocan la valla, otros midén y delimitan las parcelas, haciendo virguerías para respetar anchos de pasillos, distancias con las parcelas colindantes etc…

Otros compañeros se centraban en el compostaje, aprendiendo a construir las composateras de palés y buscando soluciones creativas con los materiales que vamos donando unos y otros. Gracias a eso ya tenemos operativas tres grandes composteras. Con una buena base de palitos de madera (para que respire por abajo). Cualquier vecino de Soto puede traer restos de vegetales, a la compostera. Decidimos, de momento, no incorporar restos de carne y pescados, para evitar que demasiados animales se acerquen a trastear. Cuando tengamos el recinto «controlado» revisaremos las normas y veremos como lo gestionamos de la mejor manera posible. 

Hemos solicitado la cesión del terreno al Ayuntamiento,  pues el Huerto es un proyecto surgido de los presupuestos participativos, y ha de ofrecerse su gestión a cualquier asociación o colectivo que cumpla los criterios de la licitación.

En cualquier caso,  la siguiente  Asamblea de «El Mediano» será el miércoles 27 de septiembre en la Casa de las Asociaciones de Soto (el jardín botánico en la salida hacia Manzanares) estáis todos invitados a venir, para conocer estas y otras muchas cosas.

Un saludo.

Estamos de estreno. Tenemos muro.

Somos muchos los vecinos que estamos luchando por este proyecto. Cada uno elige hasta donde llega su compromiso, cómo y cuando puede aportar para llevarlo a cabo.   Las reuniones, elaboración de planos, hacer propuestas, visitar a técnicos, ver otros huertos, difundir la idea. Otros empezaron a conocer esto al ir a votar el proyecto.

 

El objetivo de nuestra asociación lo tenemos bien definido en los estatutos y habrá partes que lo consigamos mejor y otras peor. Pero los días que estuvimos haciendo el muro de piedra norte,  empezamos a cumplir objetivos.

Fuimos unos cuantos vecinos los que compartimos la experiencia, que gracias a Gumer fue muy satisfactoria.  Este encuentro se convirtió en un taller, en el que aprendimos sobre la importancia de este tipo de construcción tradicional. Compartimos información y nos conocimos mucho más.  Sudamos la gota gorda pero con una buena motivación.  Lógicamente unos pudimos hacer unas cosas y otros otras.

Estos muros permiten crear pequeños ecosistemas. Son materiales que encuentras muy cerca de donde se va a poner el muro, no se consumen recursos contaminantes, y mejoran las zonas para el cultivo.

La realización del muro se nos antojaba dura, pero con indicaciones claras y moderando adecuadamente el esfuerzo hizo que el muro se realizase más alto que la idea inicial y como todos podéis apreciar, de una manera sólida.

El muro se ha construido colocando unas piedras grandes en la base, de tal forma que pudieran sustentar otras piedras en cada una de las dos caras, que estratégicamente  hacían que cada cara resultase regular. Entre las dos caras colocábamos otras piedras, estas pueden ser menos rebuscadas, su forma no importa tanto. Luego de colocar las caras lisas en las caras, asegurar con piedras en el centro, llenábamos el interior del muro de piedras pequeñas que hacían mucho mas maciza la estructura. Cuando llegábamos a la zona superior se colocaban otras piedras grandes que cerraban las estructura por arriba. Posteriormente en los pequeños huecos que han quedado en cada una de las caras buscábamos piedras que se pudiesen introducir en los huecos, y sellábamos las caras. Aunque usamos herramientas, como la maceta, palancas para mover las piedras grandes y alguna otra, el proceso se puede hacer prácticamente con los materiales que provee el campo.

Junto a la construcción del muro limpiamos la zona, respetando todos los árboles. Algunos de ellos están fusionados al muro. También se respetaron algunos arbustos valiosos. El perímetro vallado de la huerta la poblaremos con arbustos de bayas y otras hierbas y plantas.  La búsqueda de nuestro principal material de construcción que son las piedras, nos ayudo a conocer el terreno del que disponemos, y a limpiarlo en parte. Podamos las ramas sobrantes de los árboles, y  nos servimos de la maquinaria que la urbanización Sierra Real nos presto. Además les ayudamos construyendo un paso al a través del arroyo.

En definitiva, que estamos iniciando un camino  que va mas allá de las reuniones y discusiones.   Estamos haciendo algo para todos los vecinos de Soto del Real. Este muro ya forma parte de los vecinos y ha salido de nuestro esfuerzo.

Un abrazo.

 

Posdata: He escrito esta nota, para que la corrijáis. A pesar de mi interés hay un montón de anotaciones y palabros que se me escapan. Así que agradecería que en los comentarios me digáis como se llamaban las piedras grandes o que expliquéis la discusión sobre las 8 caras de una piedra…  Gracias.